Abuelos.

No se puede bajar esa ventana. Mejor dicho sí se puede bajar, pero después no se puede subir. Y usted sabe, acá llueve en cualquier momento.

El fin de semana pasado vi a mis abuelos, sí a los cuatro. Es cierto soy muy de buenas, no todo el mundo conoce a todos sus abuelos. Y ¿sabe algo? Me ha dado duro. El papá de mi papá ya no sabe quien soy. Me saluda “buenas tardes señor” y disimuladamente (piensa él) le pregunta a quien esté a su lado “¿ y él quién es?”… ya no reconoce a algunos de mis tíos. Sí, a mi papá sí, no ni idea porque a unos sí y a otros no. No de resto está perfecto, no le duele nada, nada de colesterol, tensión normal, todo bien. Lo más raro es que desde que tengo memoria cada fin de año él dice que el próximo será el último, y mi memoria ya abarca bastantes años. Claro, todavía sale a dar vuelta por la cuadra, antes iba caminando a todas partes, sí él es campesino, ahora solo va hasta la esquina y se devuelve, ese paseo le toma veinte minutos, además se rindió y aceptó el bastón, porque antes decía “yo bastón no uso, no quiero que me digan viejo”, sí así es él, así son los hijos, y así somos los nietos, el orgullo ante todo.

Mi otro abuelo arrastra los pies, se le olvidaron las fórmulas de las aleaciones y además no ve bien por un ojo, claro que sí, él sigue buscando trabajos, pero se demora mucho y cada vez le llegan menos. ¿Sí ve esta cadena? Él la hizo, me la regaló cuando terminé el colegio, la uso todos los días. Claro, le tengo mucho cariño, no todo el mundo puede tener una cadena hecha por su propio abuelo. Le tocó dejar de manejar, eso le dio muy duro, hace poco trató de levantar un paquete de naranjas y el peso le ganó, cayó con todo y paquete. Duró todo el fin de semana triste y callado. Quiere seguir haciendo cosas, quiere seguir sintiéndose útil, pero los años no ayudan. Mire que desde muy niño como cinco o seis años he visto llorar a mi abuelo y a mis tíos, sí a los maternos, por eso cuando en el colegio decían que los hombres no lloran yo sabía que era mentira, si alguien como mi abuelo lloraba entonces cualquiera podía llorar. Así es él, así son sus hijos, y así somos sus nietos, muy sentimentales y sin miedo a mostrarnos como somos.

Sí para qué pero soy muy de buenas, mis abuelos son lo máximo.

Mientras suena: Cerrar y abrir. Los Tres.

Anuncios

Una respuesta to “Abuelos.”

  1. Schatzy Says:

    QUE LINDO!. ASI SON TUS ABUELOS?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: