Cuatro.

Increíble, no? Acá estoy de nuevo. Cuatro años después. Ya han pasado cuatro años desde que empacaste tus cosas y dejaste media cama vacía, un closet desocupado y un corazón muerto. Sí, ya se que he roto mi promesa de nuevo. Aunque si a eso vamos, en promesas rotas hace mucho me ganaste. Me siento cansado, sabes? Y en ese estado no hay promesa que valga. Solo nostalgias que quitan el sueño y despiertan momentos largo tiempo “olvidados”.

Sabes qué es lo más triste? Yo no quiero un último polvo épico, ni siquiera un último beso apasionado. Lo que quiero es una última tarde de diciembre contigo en el parque, tomar tu mano de dedos largos y finos, quitar el pelo que el viento juguetón lleva a tus ojos, y así poder mirar por última vez tus ojos cambiantes con el sol, y quedarme así para siempre, viviendo en ese instante sin futuro, sin mentiras y sin desilusiones. Eso es lo que quiero, quedarme en tus ojos para siempre.

Mientras suena: Hipnotízame. Fobia.

Anuncios

5 comentarios to “Cuatro.”

  1. Tallulah Says:

    “Pude cerrar los ojos
    mas no pude dejar de verte,
    y dejar de dormir
    mas no dejar de soñar.”

    Cierre los ojos
    y dé en el blanco…

    Supongo que, mi querido y odiado Maktub
    cambiará los hilos del destino…

    y algún día lo dejará respirar al lado de la mujer a la que le escribe.

  2. Danilo Says:

    Tallulah: A estas alturas del partido ya no sé si es lo mejor. Mucha agua ha corrido bajo ese puente. Solo que la nostalgia es muy muy fuerte.
    Gracias por pasar.

  3. Schatzy Says:

    😦 ME HIZO RECORDAR COSAS TRISTES,
    COMO CAUSA O CONSECUENCIA, UNA LAGRIMA

  4. Naida Says:

    Es muy puro, quedarse en los ojos de esa persona, para siempre. También muy valiente porque generalmente queremos algo más.
    Me gusta tu blog, no sé como llegué aquí pero seguiré viniendo.
    Saludos.

    • Danilo Says:

      Hola Naida.
      Bienvenida 🙂
      Al ver tu comentario me hiciste recordar de lo que sentía al escribir eso. Ha pasada ya el tiempo, ya son cinco años; la nostalgia a veces vuelve, ya no tanto. De acuerdo, es algo muy puro.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: