Correo

Parece que ahora nunca para de llover acá, ¿no? Desde hace un mes para por ratos la lluvia, como si descansara un momento y volviera a arrancar. Bueno pues le cuento, el monachito de messenger sacó el aviso, ha recibido un correo electrónico de blablabla, viejo usted no se imagina, vi eso y me dio la pálida, vi negro, me tocó sentarme un momento. Después vino la acelerada de corazón, y vea, una parte de mí quería ya darle click al botón ese y otra no quería. Decidí darles largas, me fui hasta la cocina, saqué un chocorramo, preparé un té helado y me fui al balcón a mirar hacia la calle, a mirar los cerros en realidad, no se porqué es tan bacano sentarse a pensar mientras allá lejos escondidos detrás de las nuebes están los cerros, en fin, terminé el chocorramo y el té y volví a entrar, afuera una pareja paseaba un perro y las risas de ese par y los ladridos del cancha me distrajeron un momento. Respiré profundo, me senté, y le di click. Se demoró un poquito en cargar, en esa época robaba señal de otro apartamento, entonces a veces la conexión era rápida y a veces no, esa vez digamos que fue una velocidad media, lo suficiente para desesperarme pero no para enloquecerme. Finalmente cargó la página y empecé a leer. Dos renglones y medio, y otro más, al final, con su nombre. Esos dos renglones y medio traían todas las palabras que no quería leer. Todas.

Apagué el computador, me puse una chaqueta, apagué la luz y salí a caminar. Caminé tres horas y quince minutos, siempre en dirección a los cerros, cansado paré en una panadería, atendía una viejita que me recordó a mi abuelita, le pedí un chocolate caliente y un pan, y me senté a comer, la viejita se quedó mirándome y me dijo ánimo mijito. Pagué, le di las gracias y salí, tomé un transmilenio y estuve viajando de una estación a otra hasta que se hizo de noche, finalmente llegué a mi casa, dormí y continué viviendo. No creí que pudiera, pero acá estoy.

 

Mientras suena: All over you. Live

Anuncios

Una respuesta to “Correo”

  1. Schatzy Says:

    A veces nos sentimos morir, lo peor es que no lo hacemos y todo sigue.
    O morimos, pero seguimos caminando, que es aún peor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: