Mural

¿Sabe a quién vi? a Mario. ¿se acuerda de Mario? ese man que era todo callado, que un día en clase de religión le dijo a la cucha ya no más vieja, no más, yo ya alcancé la verdad, ese que un día le dijo a la vieja más hembra del colegio, en pleno patio, cuando todo el mundo estaba en recreo que la quería cubrir toda de gelatina de mora y chuparle desde los pies hasta la coronilla quedándose media hora chupándole el culo, ese que cuando alguien no tenía para los onces le gastaba y nunca le cobraba, ese que en todas las clases se la pasaba dibujando y al final del día regalaba todo lo que había hecho y eran unas vainas increíbles, unos dibujos que a todos nos dejaban sin palabras, ese que cuando recibió el diploma el día del grado dijo gracias y se fue sin esperar el final de la ceremonia.

¿Ya se acordó? Pues ayer lo vi por el centro, llevaba un morral de esos de cuero, esos que tenían muñequitos y letras, no me aguanté y me fui detrás del man, iba a saludarlo y a preguntarle qué había sido de su vida, de pronto el tipo paró frente a una pared, sacó cuatro latas de spray y así de la nada en dos minutos hizo un mural impresionante, una escena llena de sombras, de seres paralizados por el medio, y en medio de todos ellos una mujer altiva y hermosa que los dominaba, ¿sabe a quién pintó? a la vieja del colegio parce, la que quería cubrir de gelatina de mora; milagrazo dijo una voz detrás mío y era la vieja, brinqué por la sorpresa, me puse rojo como si me hubieran pillado espiando algo muy íntimo, me sentí culpable, la vieja lo notó y me dijo fresco mi viejito, le dije qué más Flaca, todo bien viejito, la vieja miró por encima de mi hombro y gritó ya voy, y me dijo viejito en toda la vida nadie me ha cubierto de gelatina mora, ni me ha chupado desde los pies hasta la coronilla quedándose media hora chupándome el culo como Mario. No le contesté nada, no tuve tiempo, ni palabras, salió corriendo y se fueron juntos, metiéndose en una calle empinada, de esas empedradas.

Mientras suena: Cosas que pasan. El último de la fila.

Anuncios

8 comentarios to “Mural”

  1. POL Says:

    A vivir como Mario, muchachos, ¡que la vida no se ha acaba’o!

  2. Andrea Says:

    es extraordinaria esta forma suya de escribir y de lo que escribe

  3. Danilo Says:

    POL: Mario la tenía clara.
    Andrea: Muchas, muchas gracias.

  4. Schatzy Says:

    Recuerdo haber leido esto, en deja vu, bueno, ya leido

  5. La ReiNa Roja Says:

    ayy yo quiero un Mario!!!

  6. IERO Says:

    Creo que esta magia tan adaptada a la cotidianidad realzan su estilo. Lo felicito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: