Tierra

El abuelo se entristece y dice que dañaron una tierra hermosa, que esa era la hacienda del doctor, el papá de la niña que murió a los seis años, que el doctor no resistió la tristeza de la pérdida, que también murió, que eran las mejores tierras. Lo escucho y le juro que trato de ver lo que él ve, claro que es más lo que ve hacia adentro y hacia atrás; trato de viajar en el tiempo y ver las mejores tierras. No puedo, no me sale la nostalgia necesaria para viajar al pasado y menos a un pasado tan borroso y lejano. Subo la cremallera de la chaqueta; click y la enésima imagen de la represa queda grabada, me pregunto cuánto tiempo dura una fotografía digital. Dos giros y ahora las fotos en blanco y negro, uno más y son sepia. Las fotos en sepia no tienen cuando. Están ahí suspendidas en un limbo. No hay casas, ni carros, ni gente, no hay tiempo, solo viento y agua, un sol que no calienta. Una nostalgia prestada, la que se siente al ver la tierra de los abuelos, la tierra que nunca fue mía y sin embargo se extraña. No hay lazos, no hay pasado, el abuelo cortó todo y emigró. Y aún así, ¿por qué extraño esas montañas? ¿por qué añoro esa vida apacible que nunca conocí?, ¿qué hay en la tristeza del abuelo que ha transmitido a sus hijos y sus nietos ?  Ni idea. Conversaciones de noches enteras no nos acercan a la respuesta. Solo sabemos que un día, así de la nada, sentiremos esa extraña añoranza y viajaremos una vez más a ver la tierra del abuelo, montañas, viento, agua.

Mientras suena: Que bien huelen los pinos. El último de la fila.

Anuncios

20 comentarios to “Tierra”

  1. Flor Says:

    Hay cosas que no tienen explicación. Simplemente son así… debe ser la sangre, algo en los genes quiza. No lo sé tampoco.

    Excelente como siempre Dani 🙂

    Besoss!

    • Danilo Says:

      ¡Florcita linda!

      Tal vez así sea, hay cosas que van más allá de la educación, que no se sabe muy bien de dónde sale.

      Gracias por lo que dices, un abrazo.

  2. .L Says:

    No sé si yo lo denominaría “añoranza” pero sí es verdad que pasa, me resulta muy curioso.
    El último de la fila… ays, me encanta tu música, jaja.
    Un beso!

  3. Gabriel U.S. Says:

    Es bueno escuchar hablar al abuelo, regresar al pasado acompañado de de su voz cansada.
    Hace mucho no escuchaba del Último de la fila… también viajé al pasado con la música.
    Gracias por el comentario.
    Saludos.

  4. La ReiNa Roja Says:

    Salir del pasado es muy dificil, pero si se salió y se desea volver es mucho más díficil aún, tú escrito me recordó una canción de música colombiana que habla sobre el abandono de las tierras por culpa de los malditos terroristas, asesinos e infames…bueno eso es otro cuento.
    Olor a tierra húmeda, sentir el viento bajo un sol que no calienta y todo eso mientras el abuelo nos acuna con sus recuerdos….

    Saludos

    Leer buenas cosas me anima a hacerlo en voz alta, se oye bonito algún día te leeré lo que escribes, así sabras lo produces.

    • Danilo Says:

      Vero:
      Tu siempre captas muy bien lo que digo. Eso me parece genial.
      Nunca he leído lo que hago en voz alta. Me dio curiosidad.
      Gracias por pasar siempre 🙂

      Saludos.

  5. Julibelula Says:

    Primero que nada, gracias por pasarte por debajo de la piedra corazòn!!!!
    Yo creo que esa sensaciòn de extrañar lugares desconocidos puede ser por dos cosas, una es que de tanto escuchar de ellos generamos mucha curiosidad para poder entender por què causan tantas emociones en algunas personas. La segunda, que es a la que yo le apuesto siempre obedece a lo que se lleva en los genes, en la sangre. Yo crecì en una ciudad, mi tatarabuelo era arriero, mi bisabuelo un campesino, mi abuelo emigrò a la ciudad y nunca pudo desligarse del campo, mi mamà amò los caballos con toda su alma, y yo, que crecì en una ciudad, ahora vivo metida entre cafetales, recordando ese primer olor de cafè seco que sentì cuando tenìa tres o cuatro años…

    • Danilo Says:

      Hola Julibelula.
      Con todo gusto me di el paseo.
      Estoy muy de acuerdo con lo que dices. Hay cosas en la sangre que logran sobrepasar la educación, la cotidianidad; cosas que están ahí esperando el momento de salir a la luz, cosas que nos llaman sin aparente explicación.
      Suena increíble la descripción de tus cafetales.
      Saludos.

  6. Angry Girl Says:

    Las tierras, las casas y la gente mueren por mas hermosas que sean, porque la belleza no resiste, digamos, los corazones “dañados”. Seria pretencioso decirlo o como suena pero alcanzo a sentir un poco esa melancolia de supuestamente grandioso y perdido, no se, debe estar en mis genes sentir ese tipo de melancolias de pasados grandiosos y hermosos que se desboronan poco a poco hasta no quedar nada.

    Como casi siempre, muy buen escrito.

    • Danilo Says:

      Hola Andrea.
      La historia de mi familia tiene muchos vacíos. Al parecer sí hubo un pasado grandioso, uno muy muy remoto. Las historias indican que a mi abuelo le tocó presenciar los días del declive siendo muy pequeño. Nunca habla mucho sobre eso.
      Saludos.

  7. POL Says:

    Un día, quizás muchos siglos después de que estos computadores que usamos se hayan vuelto objetos del museo de la antigüedad, la programática, la informática, el internet y esas cosas también llegarán a ser obsoletos y dejarán de funcionar. Quizás porque ya no haya para quién. Y todos esos datos digitales que guardamos celosamente en nuestros discos duros y en servidores en quién sabe dónde, desaparecerán. También las fotos digitales, que creemos eternas, algún día dejarán de existir. Y si alguien las puso en papel, ese papel seguramente ya será nueva parte de la naturaleza para aquel entonces.
    (O quizás el mundo se acabe mañana y entonces paila todo).

    Para ir sabiendo, ¿se le antoja algo del belpaese?

    • Danilo Says:

      Viejo POL eso es algo en lo que he pensado últimamente. Tanto atesorar, con tanto celo y cariño. Y ni idea que pase mañana. Sin embargo creo que el papel aguanta más. Por lo menos el papel ya lleva dando vueltas milenios, las cámaras digitales, discos duros, etc; no. Habrá que esperar.

      ¡Muchas gracias por el ofrecimiento! Traer a Vittoria Puccini deber ser muy complicado. Una birra sería perfecto, la que ud. elija como la más sabrosa. En serio muchas gracias.

  8. Angry Girl Says:

    Señor POL seguramente ese dia no voy a existir, asi que que importa. si el mundo acaba mañana yo acabare con el,

  9. Diana Says:

    Hoy si que me acorde de este post, hablando con la abuela (la única que sobrevive al paso del tiempo) de sus épocas de guabina, guarapo, potreros, mujeres con pañolon y caminos verdes interminables.
    Recuerdos que ella cada vez tiene más vivos y yo cada vez siento más ajenos por que no me tocaron.

    Saludos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: