Apartamento

A propósito de Halloween, un cuento escrito hace un buen tiempo.

-Por la libertad- dijo alzando su cerveza. Todos sus amigos, asistentes a la inauguración oficial de su primer apartamento alzaron las suyas riendo y gritando. El alcohol había corrido desde las 5.17 de la tarde, momento en el que se cerró la puerta dejando adentro todas las cajas y maletas en las que había empacado sus 24 años de vida. -Oigan son las 11 ya- dijo una rubia flaca de pelo crespo y cerveza en mano que respondía al nombre de Catalina y que debía cerrar un ojo para poder enfocar la pantalla del celular donde veía la hora. Pidieron 5 cajas de pizza, todas de pollo con champiñones. Los últimos en salir fueron Checho y Natalia, querían inaugurar a su manera todo el apartamento, es decir un cuarto, una salita, un baño y una cocina. El entusiasmo solo les permitió inaugurar cocina y salita, cuando iban por el baño decidieron que querían únicamente abrazarse, despedirse, dormir y dejar dormir.

“Por fin algo solo mío”, pensó en medio de la bruma de la borrachera, mientras se tiraba en el colchón que al día siguiente haría parte de una cama. Despertó dos o tres veces, un niño muy pequeño no dejaba de llorar, una mujer, tal vez la madre del niño decía -por favor duerme, cállate déjame dormir-.

Hubo varias señales, pero él se empecinaba en ignorarlas, como por ejemplo que no hubiera madres con niños pequeños en todo el edificio, que cada noche llorara más fuerte el niño, que la madre desesperada llevaba varias noches amenazando con matarlo si no dejaba de llorar. Debe ser en el edificio de al lado (sí claro el de oficinas, decía una vocecita en su cabeza), bueno el del otro lado (sabes que no, proseguía la vocecita), debe ser mi imaginación, no estoy acostumbrado a estar solo, pensaba cada noche antes de dormir, sabiendo que despertaría dos o tres veces por el niño que lloraba y su madre que lo iba a matar si no se callaba.

-Fue tu imaginación Lu- le dijo mientras trataba de calmarla -¡no!- gritaba ella, -ahí estaba y el bebé también, ahí, ahí en el baño-. Goticas de saliva volaban en todas direcciones mientras gritaba histérica. -Me voy- dijo Luisa- no voy a pasar la noche acá, vámonos por favor, te lo ruego.
-Estás histérica- le dijo él- cálmate y tratemos de dormir, ven no te vayas, ven… -le gritó a la puerta que se cerraba. Al pasar frente al baño vio la puerta entre abierta, y la sombra de una persona sentada en la taza meciéndose. Su corazón se desbocó producto del miedo más intenso que habría de sentir en toda su vida. Corrió hasta su cama y se cubrió totalmente temblando. Pasos pesados llegaron hasta el lado de su cama. -Tuve que hacerlo, no podía más, no podía, me iba a enloquecer- dijo la mujer parada al lado de su cama. -Tuve que matarlo, tuve que matarlo, tuve que matarme, tuve que matarme- decía una y otra vez. -Dejó de llorar, míralo- dijo mientras empezaba a correr la colcha que cubría su cabeza. Supo que esos tres segundos, eran los últimos que le quedaban de cordura, supo que iba a enloquecer irremediablemente en cuanto viera a la mujer que trataba de mostrarle a su hijo muerto.

Anuncios

10 comentarios to “Apartamento”

  1. Campa Says:

    El terror no me gusta, en definitiva, pero la verdad q este estuvo muy bueno.
    un abrazo

  2. Flor Says:

    Me dio miedo :(… ¿cómo me voy a dormir ahora?

    Fuera de eso, es genial. Cada vez mejor vos!
    Beso!

    • Danilo Says:

      !Florcita!
      Mira que a mí todavía me da miedo, y yo lo escribí y lo he leído y corregido muchas veces.
      Cobarde que soy 😛

  3. La ReiNa Roja Says:

    Uyy no Dani que es eso?? que susto me acorde que alguna vez senti como me lanzaban el cubrecama encima con furia y no habia nadie,,,buuu que susto, a mi no uta tener miedo no no no. Igual estuvo muuuy bueno tu cuento (era un cuento, salido de tu cabecita, cierto?)

    Un saludo, perdona el abandono

    • Danilo Says:

      ¡Vero!
      Que alegría verte otra vez por acá 🙂

      Esa historia tienes que contármela con calma y muchos detalles.
      Sí, esta salió de mi imaginación una mañana helada.

      Lo importante es que regresaste.

      Saludos.

  4. Mona Says:

    Super bueno!!! xD

  5. Julibelula Says:

    Oh por Dios… Lograste que se me pusiera la piel de gallina! tengo la cara de esa mujer en mi cabeza. Amo las historias de terror, y esta está BRUTAL!

    • Danilo Says:

      🙂
      Esa era la idea Juli. Mientras la escribía temblaba del susto, cuando la terminé tenía mucho miedo. Me metí totalmente en la historia.
      También me encantan las historias de terror.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: