Jamás

Levantó el pie del acelerador. Extrañado quería corroborar lo que había visto. O lo que creía haber visto. Sin disimulo alguno giró su cabeza, clavó su mirada en la conductora que parecía haberle sonreído desde el carril siguiente. Comprobó, con un subidón de ego que sí le había sonreído. Todavía lo tengo pensó mientras ignoraba su calvicie mal disimulada, su barriga de sedentario bebedor de cerveza, su cara redonda y sus ojos minúsculos que le daban una extraña apariencia porcina.

Con una seña de su mano, la sonriente conductora le indicó que la siguiera. Dejó volar su imaginación a alturas insospechadas, anticipó proezas sexuales que ni siquiera en su juventud hubiera sido capaz de realizar. Con una carcajada de triunfo aceleró y siguió a la sonriente conductora.

Perplejos, los agentes de policía se miraban mientras tomaban nota, rascaban sus cabezas y elaboraban teorías. Con éste eran cinco los cadáveres de hombres maduros y obesos que aparecían desnudos, sin dientes y sin manos. Eso difilcutaba la labor de identificación. Esa tarde en la rueda de prensa hablarían de un asesino en serie, con seguridad seriamente perturbado, de fuerza extraordinaria.

Esa noche, la sonriente conductora sonreiría con mayor coquetería y seguridad. Jamás sospecharían de una mujer.

Mientras suena: Crazy train. Ozzy Osbourne.

Anuncios

16 comentarios to “Jamás”

  1. Julibelula Says:

    Segùn las teorìas forenses el porcentaje de asesinos seriales que son mujeres es bajísimo, pero a ratos dan ganas… 😉 me gustaron mucho este y el anterior. Un abrazo de libélula

    • Danilo Says:

      Hola Juli.

      ¡Es cierto! Alguna vez leí algo sobre eso, gracias por ayudarme a recordar.
      Una razón más para que nunca sospechen.

      Nunca había recibido un abrazo así 😉

  2. La ReiNa Roja Says:

    Ja ja los asesinaba por que es fetichista con las manos abullonaditas, sabrá Dios que esta haciendo con ellas…..La sonrisa de una mujer te puede hacer perder la razón, las manos, los dientes y la vida.

    Un saludo

    • Danilo Says:

      Hola Vero.

      ¡No se me había ocurrido que fuera fetichista de las manos acolchadas! Es una excelente idea. Tal vez tenga una bonita colección de manos y dientes, ¿cómo saberlo?

      Saludos.

  3. Bárbara Says:

    Waw, me gustó. Ahora que me hice adicta a Dexter todo se relaciona con crímenes y asesinos seriales jaja

    • Danilo Says:

      Hola Barbi.

      Siempre me ha impresionado la mirada tan fría de Dexter.
      Un asesino en serie que me ha gustado siempre es Leatherface. Inspirado en un tipo que existió en la vida real. Escalofriante.

      Que bueno verte por acá.

      Saludos.

  4. Upendi Says:

    Comencé leyendo y no pensé que fuera a terminar así. Efectivamente hay sonrisas que despitan por completo.

    Y aunque las asesinas seriales son muy pocas, la criminalidad femenina es alta. Las mujeres son las responasable de la mayoría de homicidios a ninios y del 50% de la violencia a los hombres.

    Por cierto…”Las mujeres asesinas en serie que actúan solas son a menudo maduras, cuidadosas, deliberadas, socialmente adaptadas y altamente organizadas” ¿alguna de las lectoras se acercará al perfil?

    Un sonrisa (Bujaja!)

    • Danilo Says:

      Hola Upendi.

      Ni siquiera el maduro gordito imaginaba ese final. Esa sonrisa era un espejismo.
      Que susto eso que dices acerca de las mujeres asesinas en serie. ¿Cómo sospechar de una mujer así? Espero que ninguna de las lectoras encaje en ese inquietante perfil.

      Saludos.

  5. Mona Says:

    Yo soy madura, cuidadosa, socialmente adaptada y altamente organizada… :O

    • Danilo Says:

      ¡Uy Mona!

      De acuerdo a los comentarios esas son caracterísitcas preocupantes 😉
      Cuéntame, ¿has tenido ideas extrañas o repetitivas últimamente?

      Saludos.

  6. Upendi Says:

    Van 2 (incluyéndome)

    ¡Bujaja!

  7. Mona Says:

    Pues si, a uno le dan ideas raras pero que te dijera como de matar a alguien? pues (mirando al techo y pensando si últimamente si…) No, debe ser porque estamos en Diciembre y la nieve, las luces y los regalos en el árbol… etc.

    Saludos 😉

  8. POL Says:

    Las cosas suelen terminar en desastre cuando una mujer te sonríe, pero el fin no borra el intermedio, ¿quién sabe si nuestro protagonista se divirtió antes del descuartizamiento?

    • Danilo Says:

      Sabias palabras don POL. Yo creo que usted acierta. Si conservara los dientes posiblemente nos encontraríamos ante un cadáver con una amplia sonrisa de satisfacción.

      Se cuida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: