Bulto

-Buenas noches padre.

-Buenas noches-respondió el párroco sin volverse a ver. Le dio dos vueltas más a la llave. Haló la puerta dos veces para asegurar que estaba completamente cerrada. ‘Con estas puertas viejas nunca se sabe’ pensó mientras se daba la vuelta.

-Estoy de salida, mañana a las 8 estaré en el despacho de nuevo. Vaya con dios.

-Padre solo vine a entregarle esto-dijo la anciana mientras estiraba la mano y mostraba un paquete. -Es chocolate artesanal, receta de familia, usted sabe-continuó con una enigmática sonrisa.-Es exclusivo para usted. Y tenga cuidado el mal anda rondando por acá.

-Muchas gracias. Por el chocolate, que huele delicioso, y por la recomendación. Nos vemos mañana-dijo el párroco mientras sonreía y arrancaba a caminar con pasos ágiles y decididos.

Debe ser nueva por acá, nunca la había visto. Pensó mientras aceleraba el paso. ‘Cuatro cuadras hacia el sur y siete hacia el occidente, acuérdese padre, la casa de la palmera’ recordó las intrucciones de Juanita. Un quejido lo sacó de sus recuerdos, miró hacia la derecha un bulto con forma humana se revolvía a la entrada de una casa vieja y abandonada.

-Padre ayúdeme, tengo mucha hambre-dijo el bulto con una voz ronca.

El párroco dio un paso hacia atrás espantado por el hedor a descomposición que salía del bulto con forma humana. Corrió asustado dos cuadras, mirando constantemente hacia atrás. Lentamente recobró la calma y se sorprendió del miedo sin razón que había experimentado.

‘Juanita’-pensó sintiendo un agradable cosquilleo que subía desde su entrepierna. ‘Juanita y su cuerpo firme, su piel suave, su inocencia de chica joven y de provincia, Juanita y su búsqueda de consuelo espiritual y carnal’, una amplia sonrisa se dibujó en su cara y desapareció casi inmediamentamente. Un fuerte remordimiento remplazó el agradable cosquilleo por un vacío en el estómago. ‘Al menos no me meto con niños’ pensó tratando de callar esa desagradable voz interior. ‘Bueno, mejor hago una buena acción y ya’ decidió mientras se daba vuelta y buscaba el maloliente bulto con forma humana.

-Tome señor, que lo disfrute-dijo mientras alargaba el chocolate artesanal. Unos ojos rojos encendidos lo miraron con furia y hambre, una garra de piel verdosa y áspera lo tomó por el cuello mientras un rugido de triunfo salía del bulto con forma humana.

Juanita temblorosa y excitada lo esperaría en vano, porque un mal anterior al hombre, anterior al miedo mismo se había instalado en Ciudad Bipolar. Y pensaba alimentarse hasta el hartazgo.

Mientras suena: Gimme Shelter. Rolling Stones.

Anuncios

14 comentarios to “Bulto”

  1. Daeni Says:

    Nunca confié en los curas. Voto de castidad sus hermanas!

  2. Mona Says:

    Los votos de castidad son contra natura, no? o son votos de continencia?

  3. Upendi Says:

    “El mal anda rondando por acá” (…) “y arrancaba a caminar con pasos ágiles y decididos”. Cuando se es el mal, es muy difícil escaparse de sí mismo.

  4. Xuanka!! Says:

    hermano, primera vez que visito su blog yesta genial, usted escribe muy muy bakano, siga asi, que por aca se le seguira leyendo.. suerte y pulso

  5. Schatzy Says:

    Porque Ciudad Bipolar?

  6. La ReiNa Roja Says:

    Danilo

    Que placer leerte, ese cura se debió aplicar el perfume que hizo Jean Baptiste Grenouille, se lo comió el bulto y se lo quería comer Juanita :p Como siempre un aplauso…

    Saludos

    • Danilo Says:

      Pobre cura.
      Nunca sospechó que fuera apetitoso. Creía ser de buenas, intocable, con la suerte del tonto.
      Tu teoría es muy probable, cosas muy raras pasan.

      Saludos.

  7. Flor Says:

    Y pensar que mucha gente olvida a los ancianos y su sabiduría.
    Me ha encantado Dani, como todo lo que escribís 🙂

    Quiero más!!

    Besos!!

    • Danilo Says:

      ¡Hola Florcita!

      Tienes toda la razón. La anciana previno al cura, quiso salvarlo, pero él tenía la cabeza en otro lado, el remordimiento lo cegó y olvidó lo que lo hubiera salvado.

      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: