Violeta triste

De fondo Portishead por supuesto. La dulce voz de Beth Gibbons sube hasta el techo, baja por las paredes dejando un rastro verde azulado a su paso. Cruzando el río de carros, niños, estudiantes, perros abandonados, trabajadores que miran sin cesar su reloj, vendedores de piña y mango, allá en la otra orilla, a cinco pisos de altura una ventana.  Una ventana que a veces tiene cortina  a veces es solo cristal. A veces unos ojos violeta triste a veces un reflejo de su gemelo de siete pisos, a veces los ojos violeta triste se esconden detrás de unas gafas de marco grueso muy de moda en aquellos años, a veces muerde su pelo brillante en un gesto nervioso pensativo aburrido, a veces el vacío de una ventana abandonada.

Visiones en las que reune valor y cruza el río de carros, niños, estudiantes, perros abandonados, trabajadores que miran sin cesar su reloj, vendedores de piña y mango; cruza y llega hasta la ventana. Cruza y a treinte y nueve centímetros una mirada violeta triste no puede ocultar su sorpresa.

Y sin saberlo, ni sospecharlo una mirada violeta triste también sueña con cruzar el río de carros, niños, estudiantes, perros abandonados, trabajadores que miran sin cesar su reloj, vendedores de piña y mango.

Mientras suena: Numb. Portishead.

Anuncios

6 comentarios to “Violeta triste”

  1. Campa Says:

    Feliz nuevo año.
    un abrazo

  2. Flor Says:

    Como siempre, ¡impecable! Leído con Portishead (no conocía! me gustó mucho!) de fondo, uff… todos podemos volar como esos ojitos.

    ¿Qué es de tú vida? ¿Todo en orden?

    Saludos Dani 🙂

    • Danilo Says:

      Hola Florcita.

      Portishead me pone la cabeza a volar. Me gusta mucho ponerlo en el ipod cuando camino, ensaya y verás lo bueno que es 🙂
      Muchas gracias por los elogios.
      Todo está muy bien 🙂

      Un abrazo.

  3. Upendi Says:

    ¡Me gustó mucho este escrito!

    Imaginar la profundidad/superficialidad de una mirada violeta triste me incita a asomarme a la ventana con más frecuencia ¿encontraré alguna?

    🙂

    • Danilo Says:

      Perderme en el mundo de la mirada viloeta triste y su vecino ha sido uno de mis momentos favoritos.
      Ojalá encuentre alguna.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: