Cielo gris, mar verde

Recuerda sus años de colegio, cuando en la última banca, al lado de la ventana, dejaba vagar su mano sobre el papel. El resultado no tenía que ver nada con un proceso consciente, era un continuo fluir de imágenes que a veces formaban frases con sentido sobre el papel. Esos papeles ya no existen, los quemó un día lleno de brumas en los que decidió borrar su pasado. Sacude la cabeza, su labor es ahora, muy distinta.

Las manos, las manos; se repite una y otra vez como si recitara un mantra y se concentra de nuevo en su trabajo. Trabajar con las manos despeja su mente. Por eso abandonó su carrera. Por eso y por el hueco gigantesco que encontró dentro de sí una mañana de lunes cuando se vio en el espejo y el plateado en sus sienes le recordó que el tiempo se iba, que tenía todo, todo lo que otros habían deseado para él. Siempre hubo alguna voz que le dijera qué hacer. Su padre cuando era niño, sus amigos durante su juventud, dios cuando fue religioso, el escepticismo cuando fue ateo…hasta esa mañana. Nunca antes escuchó su voz, estaba acostumbrado a acallarla, a no obedecerla por hacer “lo correcto”. Del gigantesco hueco salió su voz y no pudo ignorarla nunca más.

Se seca el sudor de la frente. Observa sus manos ásperas y curtidas. Levanta la cara hacia el cielo gris, un viento que presagia lluvia llega desde el occidente. Observa el verde de los cultivos de café que se extienden por la ladera de la montaña en cuya cima se ubica su casa. Toma las herramientas y continúa la construcción del cajón de madera en el que se dispone a enviar los escritos, los bocetos, las ilustraciones, y sobretodo el cuadro que una y otra vez a lo largo de su vida ha pintado. Ella recibirá el cajón, ojalá no haya olvidado la promesa. Ella sabrá qué hacer.

Mientras suena: Society. Eddie Vedder.

 

Anuncios

4 comentarios to “Cielo gris, mar verde”

  1. Juan Vásquez Says:

    Está muy bueno el texto. Lo digo por el tiempo que manejás y por la descripción de una situación de asilo de desierto, esta segunda parte creo que enriquese el relato de una situación psicológica, bien característica de ciertos momentos de la vida.

    Fue bueno leerlo.

    • Danilo Says:

      Hola Juan.

      Exacto, es tal cual ud lo dice en su comentario. Aprovecho para recomendarle una película: “Into the wild”, es increíble, la banda sonora es espectacular. Y está muy relacionada con lo que escribí.

      Saludos.

  2. Mema Says:

    Siempre es bueno leerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: