En el café

Se estira mientras mira por la ventana. Mira el reloj de pared ubicado sobre el mostrador. Intercambia una mirada y un levantamiento de cejas con el cocinero, los lunes son días de poco trabajo en el café, pero hoy ha sido un día demasiado lento; apenas un grupo de estudiantes y una señora de pelo blanco y caminar lento han entrado durante la tarde.

El sol débil de las cinco de la tarde entra por la puerta principal, mira de nuevo el reloj y camina hacia la puerta. Nada, la calle está desierta. Regresa mientras se acomoda su pelo rojizo y ondulado. Aceptó el trabajo de mesera por puro gusto. Le gusta su trabajo y puede alternarlo con sus clases de economía en una universidad cercana. A veces piensa en renunciar a todo. Dedicarse a su piano y a sus canciones. Su voz es uno de los secretos mejor guardados en la Ciudad de los Cerros. Mira el reloj de nuevo. Nada.

Una sombra impide el paso del sol por un segundo. Lo ve entrar. Chaqueta de cuero, camisa azul, jean, morral. Le gusta su actitud despreocupada y seria a la vez. Un buen contraste con sus sienes grises. Sabe que es profesor, sabe que la dobla en edad. Se sienta en la mesa de siempre, saca una libreta del morral y a un ritmo febril empieza a escribir.

De reojo la ve acercarse. Su mesera favorita. Sabe que estudia en la misma universidad en la que él es profesor, sabe que trabaja los lunes, miércoles y viernes; los mismos días que él ha decidido ir al café.  Regresa la mirada a la libreta. Debe trabajar en la novela. Nunca está lista. Nunca está satisfecho. Una voz en el fondo de su cabeza le dice que no la va dará a conocer jamás. Levanta la mirada de nuevo, y recibe el menú que ella le pasa. Se las arregla para rozar sus dedos; sabe que la dobla en edad, sabe que le gusta la textura de sus manos, sabe que nadie lo espera en casa. Se miran por un instante demasiado largo y apartan la mirada. La Ciudad de los Cerros es demasiado grande, todo va demasiado rápido, y el miedo se apodera y planta su bandera en sus habitantes.

Mientras suena:

Anuncios

11 comentarios to “En el café”

  1. POL Says:

    Wow. Me encanta el nuevo formato musical. El formato literario me sigue encantando como siempre.

    Me hizo pensar en las primeras páginas de un libro que estaba leyendo ayer, “Los detectives salvajes” de Bolaño. Tiene un encuentro en un bar/café como este -más o menos- pero que termina completamente diferente. Me dejó curiosso haber leído ambas cosas en días seguidos.

    • Danilo Says:

      POL, que bueno verlo otra vez por acá.
      Era hora de ponerle música de verdad a los escritos.
      “Los dectectives salvajes” es uno de los libros que más me ha gustado en los últimos años. Tengo pendiente 2666. Quiero que pase un poco el boom de Bolaño para leerlo con más calma.

      Aparte de Silla Vacía, ¿dónde más está escribiendo?

      Se cuida.

      • POL Says:

        Pronto se estrenará mi blog en http://radiopachone.com Va a ser de literatura un intento de hacer nuevas maneras de crítica, más que nada) y me llenaría de alegría si quisiera colaborar ahí de vez en cuando.

        También dentro de poco se estrenará mi blog en http://cienmaneras.com (va a ser de cosas chistosas que me encuentro por internet, de lo menos serio que se pueda. imaginar).

        Y juro que pronto retomaré El Rinconcito de POL. Apenas vuelvan a coincidir las condiciones necesarias apra escribir (que se me ocurra algo y que tenga tiempo para escribirlo).

  2. POL Says:

    (Ya no me deja seguir el hilo de comentarios) Pues, si de vez en cuando se lee algo y le gusta mucho y quiere escribir algún tipo de reseña, o algún tipo de reflexión, o algún tipo de recomendación, me lo manda al correo, lo reviso y lo publico. Sería muy chévere contar con usted, que no pasó por la [adjetivo] academia literaria, a diferencia de los demás que escribiremos allí.

    No tiene que ser algo técnico, ni académico, sólo algo que dé gusto leer, lo que yo sé que usted puede lograr fácilmente. Y, si quiere mandar cosas periódicamente, nadie se quejaría.

  3. Malua Says:

    … ahhhh (suspiro)
    Todo lo que se pierde por el maldito miedo… Pero todo lo que se gana tambien, no? Me encantó! Y como soy metida y leo todos los comentarios, me gusta mucho lo del nuevo proyecto con don Pol 🙂

    • Danilo Says:

      Malua

      El proyecto está muy bueno, me gusta ser el único que no pasó por la academia, quien sabe como sea el resulatado.

      No sé si se gane también con el miedo. Voy a pensar en eso.

      Saludos.

  4. Malua Says:

    Intenté enviar un comentario el otro dia pero con el teclado medio chueco parece que no llegó…
    Asi que aqui va otra vez:
    Cuando me refiero a ganar con el miedo no hablo necesariamente de una ganacia personal sino a la posiblidad de llevar ese sentimiento al arte creativo y por ejemplo escribir un cuento con el miedo como elemento principal…

    Este no es el primer cuento de su autoría en el que el miedo se manifiesta y termina por llevarse el rol protagónico. Sin embargo existe una gran diferencia entre cada uno de los miedos por los que hemos pasado leyendo sus cuentos… Esa es la ganancia, asi que aunque hayamos perdido muchas veces en la vida real por culpa del maldito miedo, cuando leemos algo bien escrito que nos devuelve a cierto momento y cierto espacio, el arte se torna vida y las letras verdaderas sensaciones… Cómo no aceptar semejante ganancia?

    Y con respecto a lo del proyecto… Un ex-colega economista (q.e.p.d) con grandes pasiones y dotes literarios decía “uno va a la universidad a aprender a leer y a escribir” yo estoy de acuerdo con esta reflexión… Independientemente de esto, no me cabe la menor duda de que los resultados serán sorprendentes!

    • Danilo Says:

      Malua.

      Ahora si te entendí, le daba y le daba vueltas al asunto del miedo. Dejar esos momentos por escrito ayuda, baja la sensación de pérdida de no haber hecho “algo”.

      Me encantó lo que dijo tu amiga. Muy sabia.

      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: