Placas grabadas en piedra

El sol de las cuatro de la tarde decembrina cae oblicuo, es la luz perfecta para sacar fotografías otoñales en una ciudad sin estaciones. Las libélulas suben y bajan de la superficie del lago artificial. A sesenta y tres metros del lago, en la entrada, un hombre vestido de uniforme oscuro mira su reloj; la orden es: hasta las cuatro si no hay nadie o hasta que salga el último visitante.  Esas son las condiciones para cerrar. Hace visera con su mano, aun quedan algunas personas, sería inhumano ir y apurarlas.

-Mamá quiero irme. Mamá estoy aburrido, ¡vamonos!

El niño arruga la cara, “nunca me presta atención”, piensa. Corre por la hierba, abre los brazos y simula ser un avión. Planea en medio de las placas grabadas en piedra y aterriza cerca a su mamá.

-Mira mamá ya sé leer: Ja-co-bo Díii-az. ¡Jacobo Díaz! Mamáaaaaa.

Harto de ser ignorado corre y se esconde tras un gigantesco panteón. Saca la cabeza y espía a su mamá. Se aburre de esperar, se aburre de ver que no es buscado. Recuerda donde se encuentra y siente miedo; sale a correr hacia donde ve a su madre. Su mamá de rodillas sobre la hierba, limpia una placa casi nueva.

-Mamá, ¿por qué lloras?

Nada. No hay respuesta. Cansado, mira la placa que limpia su mamá.

-Qué raro, se llama igual que yo.

Mientras suena:

Anuncios

8 comentarios to “Placas grabadas en piedra”

  1. Pau Says:


    Acabo de palidecer.
    ¡Tremendo!

  2. Pablo Medina Uribe Says:

    Genio.
    Nada que agregar.

  3. Flor S Says:

    Un final impactante, Danito. Que gusto leerte (y muy buena música)!

    Probablemente mañana hable de tu blog en la radio 😉

  4. Malua Says:

    ohhhhhhhhhhhhhhhh! Entre tantos muertos y muerte. Por qué hay tanta muerte en estos posts? (hablamos de esto con un cafecito en Bogota? 😉 hehehe)
    Que miedo me da pensar que uno se vaya sin guía (como en el post de algo para la visita) y por lo tanto termine quedansose por ahi :S
    Me hizo pensar en “Biutiful” Se la ha visto?

    • Danilo Says:

      Malua:
      Aun no veo “Biutiful”.
      No sé si haya guía cuando uno se va, me gusta pensar que sí. Aunque a veces pienso que no, que no hay nada. En cualquier caso, es mejor pensar varias cosas sobre eso que casarse con una única e inamovible idea. Al menos para mí así es.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: