Mi abuelo

Mi abuelo baja al primer piso de su casa y no puede volver a subir porque se le olvidó dónde están las escaleras. Mi abuelo desayuna dos veces,  se come el desayuno de mi abuela porque olvida que ya lo hizo. Mi abuelo a veces trata de ponerse dos pares de zapatos a la vez. Mi abuelo se cambia la ropa tres veces al día porque no sabe si está en pijama o no y prefiere asegurarse.

El doctor dice que tengamos mucha paciencia, lo que él tiene es irreversible y empeora cada día.

Mi abuelo descubrió que su mamá y su hermana eran en realidad vecinas de su mamá. Mi abuelo descubrió a los diez años que su mamá lo había regalado a las ricachonas del barrio. Mi abuelo se colinchaba del tranvía porque era lo que hacían los volantoncitos del barrio y él quería ser arriesgado como ellos.  Mi abuelo fue árbitro del partido de fútbol más largo de la historia, lo terminó cuando el equipo de los loquitos del hospital de Sibaté empataron.

Mi abuelo se apaga con lentitud pero sin pausa. Se lleva historias, recuerdos, palabras, imágenes de una Bogotá que se fue.  Nos deja historias, recuerdos, palabras, imágenes, mamá, tíos, primos. Mi abuelo confunde a mi mamá con su mamá, la que lo educó o sea la verdadera, y eso me parece a mí el gesto de amor más bonito.

Anuncios

2 comentarios to “Mi abuelo”

  1. clavosycanelasgabriela Says:

    Un gusto leerte , saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: